¡4 NOV – 7 NOV 2021!

Síguenos en:
Marbella vice

Eustaquio, la redención del antihéroe

Marbella Vice, portada del servidorMarbella Vice es la cuna de la delincuencia, el vicio y la corrupción, nada fuera de lo normal si entendemos el contexto en el que se circunscribe: GTA V.

La quinta entrega de la saga para mayores de 18 años cuya trama se centra en: gurús de autoayuda, aspirantes a estrella, famosos en decadencia, una crisis económica y realities basura.

Durante sus casi 2 meses en activo, el servidor de Ibai Llanos y CoolLifeGame ha destacado en innumerables ocasiones por eventos clave como el primer encuentro de coches de alta gama que se vio truncado por la intervención policial de Marbella o por las aventuras o desaventuras de los diferentes protagonistas del lugar, como es el caso del vecino marbellí del que vamos a hablar en este post: el yayo Eustaquio.

Eustaquio

El yayo Eustaquio es lo que conoceríamos en cualquier lugar del mundo como el antihéroe, que extrapolado al panorama nacional y en lenguaje de barrio vendría siendo algo más como un pobre diablo al que estás más cerca de darle un abrazo que la espalda.

Hablamos de un veterano de guerra consumido por el alcohol al que le mantiene en vida, en primera instancia, su gusto por las mujeres y el juego, así como la presencia en su vida de su nieto Picuet Siberet, con el que mantiene una relación “amor – odio” debido a las contrariedades que siente por la orientación sexual de este último.

Idas y venidas

A pesar de los pequeños encontronazos en los que se han visto envueltos nieto y abuelo durante los diferentes infortunios a los que se han visto arrastrados, la historia personal entre ambos finalmente ha acabado con un final feliz inesperado que “El Tío Barry”, el papá, guionista y rolero que está detrás de Eustaquio, ha querido destacar de la aventura del personaje.

“Para mí demostrar que el pensamiento y el hacer de una persona puede cambiar en favor de la igualdad y el respeto era primordial durante mi rol en Marbella Vice” nos cuenta Barry mientras celebra con una cerveza en la mano la importancia de la diversidad en nuestra sociedad.

“Todo el mundo esperaba que mi personaje no tuviese evolución ninguna. A fin de cuentas, es uno de esos protagonistas a los que odias antes de que te lo presenten, pero a veces las cosas en la vida son así, crudas y sorprendentes a partes iguales”. Barry terminaba su intervención contando: “Si alguien como Eustaquio ha podido comprender la importancia de respetar al otro, aunque su manera de pensar sea diferente, es posible que muchas otras personas en la vida real puedan hacerlo”.

Para nosotros, este giro de guion dentro de un juego que representa en diversos aspectos, todo lo políticamente incorrecto y a moral de la sociedad, tropezar con escenas como las que forman parte del clímax de la historia de Eustaquio con su nieto nos llenan de esperanza y nos conducen a una afirmación clara: la ficción dentro del mundo de los videojuegos todavía tiene muchas lecciones sociales que darnos y este pequeño acontecimiento no ha sido más que el principio.

 

“Nunca es tarde si la dicha es buena” certero refrán para la redención de Eustaquio

 

Deja un comentario

Síguenos en: